lunes, 30 de abril de 2018

Los ex ligamayoristas Henry Urrutia, Alexei Ramírez

La crisis que persiguió a los Diablos Rojos, con dos temporadas seguidas (2016 y 2017) sin acceder a los Playoffs, luego de 33 años consecutivos clasificando, parece estar llegando a su fin. Betis vs Malaga

Tras jugar sólo con peloteros mexicanos la campaña pasada, el México volvió a abrirle la puerta a los extranjeros en 2018, una fórmula que, hasta ahora, le ha resultado.

Con el nuevo formato de la Liga Mexicana de Beisbol, de dos temporadas cortas en el año, los pingos pueden presumir que, a mitad del primer calendario (33 de 57 juegos disputados) están peleando el liderato de la Zona Sur.

Los ex ligamayoristas Henry Urrutia, Alexei Ramírez, Arismendy Alcántara y David Vidal se han convertido en la base del orden al bat del mánager debutante Víctor Bojórquez.

Urrutia es uno de los hombres más productivos, al registrar, hasta antes del juego de ayer, un promedio de .381, que lo colocan como noveno de bateo individual del circuito veraniego, además de siete jonrones y 27 producidas, con los que lidera a la novena capitalina.

Además del aporte de los refuerzos extranjeros, otra de las claves ha sido la velocidad como primero en el lineup de Carlos Figueroa, quien ha robado 12 de las 32 bases que suman los escarlata y ha anotado 27 carreras, tercero de toda la Liga. En 2017, los Diablos sumaron 68 estafas en total.

El regreso de Luis Alfonso "Cochito" Cruz y de Luis Alonso Mendoza, ambos con experiencia en las Mayores y en la pelota de Japón, llegaron para aportar liderazgo a un equipo que, en su mayoría, está lleno de jóvenes.

Sin embargo, gran parte del crédito es del "Flamingo" Bojórquez, quien ha sabido manejar la presión y ha mantenido la unión en un club urgido de títulos.

"La verdad es que con Víctor nos sentimos muy a gusto. Podemos platicarle nuestros puntos de vista, podemos expresarle nuestras inconformidades, y él siempre está abierto al diálogo y a las propuestas. Ha formado un gran grupo", comentó Alcántara.