jueves, 12 de octubre de 2017

Nicolás Castillo no quiere volver a precipitarse

El delantero de los Pumas, Nicolás Castillo no quiere volver a precipitarse y sólo regresará a las canchas cuando esté al 100 por ciento.

El chileno todavía no trabaja al parejo con sus compañeros, pues no se ha recuperado de la lesión muscular que sufrió en el muslo derecho y que incluso lo llevó a dejar el partido disputado ante Cruz Azul.

Castillo, quien se lastimó en el cotejo ante Monterrey, correspondiente al torneo de Copa, se precipitó en su regreso al empeñarse en jugar frente a la Máquina Celeste, ya que está desesperado por la situación que atraviesa el cuadro auriazul.

Pero pronto se dio cuenta que no estaba listo, pues al minuto 28 tuvo que abandonar el partido, celebrado en el Estadio Corregidora por la contingencia que se vivió en la Ciudad de México por el sismo del 19 de septiembre.

El cuerpo técnico de los Pumas valoró la condición del chileno esta tarde y llegaron a la conclusión de que todavía no se encuentra listo para reaparecer, por lo que esperarán hasta que se sienta en condiciones de jugar.

El tema muscular se añade a su lesión en el tobillo derecho, la cual viene arrastrando desde el torneo pasado, y la cual según el goleador no ha podido superar.

"Y a los que dicen que me lesiono siempre, para que sepan, llevo siete meses jugando con un tobillo, porque el otro lo tengo destruido. Vendrán cosas mejores", reveló en su cuenta de Instagram luego del encuentro ante los celestes.

Los que también están en duda para el encuentro de este sábado son Mauro Formica y Joffre Guerrón.